El Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera (ICTJA-CSIC) renueva su nombre y pasa a llamarse Geociencias Barcelona (GEO3BCN – CSIC). Así lo recoge la resolución del 3 de julio de 2020 aprobada por la presidencia de la agencia estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) por la que se modifica el nombre y el acrónimo del instituto.

Esta decisión se enmarca en las propuestas incluidas en el plan estratégico (2018-2021) presentado por la actual dirección del centro, formada por el director Joan Martí, el vicedirector Santiago Giralt y el gerente José Cruz. “Dentro de la reestructuración que hemos acometido para nuestro instituto, con el fin de modernizarlo y adaptarlo a los retos más importantes de nuestra sociedad, se planteó como un hecho necesario su cambio de nombre”, señala Martí.

Con este cambio, el instituto pone el foco en la actividad que desarrollan sus investigadores, destacando el estudio de la tierra sólida, en el que se incluye los procesos geológicos y geofísicos. Asimismo, pone el acento en el lugar en el que está situado el centro, Barcelona, una marca reconocida internacionalmente.

Otro de los cambios incluidos en el plan estratégico es la nueva organización interna del instituto, basada en tres retos: Georecursos, Georiesgos y Cambio Global, y Geodinámica global. Estos temas, sobre los que se estructura GEO3BCN - CSIC, tienen asignados un responsable que son, respectivamente, los investigadores Ramon CarbonellAdelina Geyer Ivone Jiménez-Munt. Además, estos tres temas están integrados en los 17 objetivos de desarrollo sostenible de la ONU.

“Con la reestructuración del instituto pretendemos centrarnos en evaluar cómo la dinámica interna de nuestro planeta controla la ocurrencia de riesgos extremos, el cambio global, o la existencia de los distintos recursos minerales y energéticos, y aportar este conocimiento al desarrollo de nuestra sociedad contribuyendo a que sea más segura y sostenible”, señala el director de GEO3BCN – CSIC.

Este cambio también ha sido aprobado por el consejo rector del CSIC a través de una resolución aprobada el 30 de junio. El objetivo, explica Joan Martí, es “dar un nuevo impulso a un Instituto encasillado en líneas y proyectos poco interdisciplinares, y potenciar la transversalidad y la participación del personal investigador en diferentes programas de investigación de distintos retos”.

En este sentido, la actual directiva considera que es “más efectivo” explotar el gran potencial estructurándolo en estos tres retos de investigación que inciden en los temas más urgentes para la sociedad actual en el campo de las geociencias.

Geociencias Barcelona fue creado en 1965 como el primer instituto autónomo de investigación geológica perteneciente al CSIC en Barcelona. En ese momento, el centro estaba organizado en cuatro departamentos que abarcaban más ámbitos científicos: cristalografía, mineralogía, bioestratigrafía, y geología Marina y Regional.

Actualmente GEO3BCN – CSIC centra su trabajo en avanzar en la compresión de las estructuras y dinámicas de la tierra, así como en definir las pautas sobre la exploración y explotación sostenible de los recursos, y también en la protección contra posibles riesgos geológicos. Todo ello con el fin mejorar el conocimiento sobre nuestro planeta y de todos los elementos relacionados con la interacción humana y el entorno natural.

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk